Tag Archives: The Big Bang Theory

El retorno de Star Wars

12 Nov

El revuelo que ha despertado Walt Disney Pictures tras el anuncio de la compra de Lucasfilm Limited, la productora creada por George Lucas en 1971, por 4.050 millones de dólares (3.124 millones de euros) no ha hecho más que empezar. Al parecer, se tantea comenzar una nueva trilogía de “Star Wars”, que retomaría la saga en el episodio VII y que se estrenaría en 2015. A partir de ahí, sacarían una entrega cada dos años. Además de las películas, Walt Disney Pictures también dispondrá de los derechos de la serie de animación para televisión “Clone Wars”, que emite su quinta temporada.

Al tío Gilito le hacen los ojos chiribitas de solo pensarlo.

Por su parte, George Lucas, quién ejercerá como consultor creativo en las próximas películas de Star Wars, ha anunciado que “es  el momento de pasar mi saga a otra generación de realizadores”. En cuanto a su futuro profesional, el cineasta pone las miras en “la filantropía y el cine experimental. Lucas ha asegurado que “el alcance de Disney y la experiencia de Lucasfilm darán la oportunidad de abrir nuevos caminos en el cine. Productos de televisión, medios interactivos, parques temáticos, espectáculos en vivo y el consumo de nuevos productos”. En otras palabras, la nueva adquisición de Disney podría convertirse en una mina de oro.

Ya os podéis imaginar la cantidad de rumores que ha desatado la noticia: Quién se encargará de la dirección, cuál será la trama, el posible regreso de los personajes iniciales de la saga como Anakin Skywalker/Darth Vader, Luke Skywalker y la princesa Leia e incluso la vuelta de Harrison Ford en el papel de Han Solo. Recordemos que Ford participó en la primera trilogía de la saga galáctica (1977-1983), pero no en la segunda (1999-2005). De hecho, desde el estreno de “El Retorno del Jedi” (1983), no ha aparecido en ningún evento de la franquicia, a excepción del 30º aniversario de “El Imperio contraataca” en 2010 al tratarse de un evento benéfico. Ahora Harrison Ford tiene 70 años, pero demostró seguir en forma en “Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal” (2008), donde reencarnó al arqueólogo más memorable del cine. Por cierto que hace unos meses se hablaba de una quinta parte. ¡Qué raro! ¿Una quinta parte de una saga de éxito? ¿En Hollywood? De nuevo, la industria cinematográfica de referencia en el mundo apuesta sin arriesgar.

Entre lo poco que se ha ido confirmando ya se sabe que el guionista oficial será Michael Arndt, quién ya ganó un Oscar al mejor guión original por “Pequeña Miss Sunshine” (2006) y fue nominado en la categoría al mejor guión adaptado por “Toy Story 3” (2010). Arndt también es el responsable del guión de la segunda parte de “Los juegos del Hambre” que en estos momentos se está rodando. Asimismo, ya se ha puesto en marcha la preproducción de la séptima película de la saga de ciencia ficción, asegura el comunicado.

Disney insaciable

El crecimiento empresarial que está experimentando Walt Disney Pictures ya asombra a unos cuantos. Tras la adquisición de los estudios Pixar (2006) y Marvel Entertainment (2009), se lanza a la compra de Lucasfilm (2012) que podría no ser la última. Según MTV.com, Disney está interesada en la juguetera Hasbro, que es el segundo mayor fabricante de juegos en el mundo, después de Mattel. Dicha operación podría dar a Disney los derechos de Transformers, G.I. Joe, Hundir la flota, Monopoly, Risk, Dragones o Mazmorras y El Señor Potato, entre otros muchos. Un dato interesante es que Hasbro también se encarga de la producción de las figuras de “Star Wars”. Parece que habrá que esperar algún tiempo para conocer  más detalles sobre el estado del acuerdo.

¿Pones cara a Walt Disney?

En mi caso, cuando pienso en Walt Disney se me vienen a la cabeza dos imágenes. Una es la de Mickey Mouse y la otra se corresponde a la un hombre criogenizado. Durante muchos años, circulaba la leyenda urbana de que poco antes de morir, se procedió a congelar el cuerpo de Disney en una cámara con la intención de que en un futuro, cuando la ciencia encontrara una cura al cáncer de pulmón, fuese descongelado y rehabilitado. Como os podéis imaginar, esta historia es falsa ya que el creador del imperio Disney, que ahora es más imperio que nunca, fue incinerado después de morir por un paro cardiorrespiratorio en 1966.

El papel de Walter Elias Disney en la historia de la animación ha sido determinante. Considerado el creador de las películas de dibujos animados, tal y como las concebimos hoy, creó una empresa que genera unos ingresos anuales entorno a los 30.000 millones de dólares, según wikipedia.

Pero volviendo a la pregunta del principio, parece difícil imaginar a un hombre tan visionario. Estos días, se está rodando la película de “Saving Mr. Banks”, que trata sobre la vida de la escritora de “Mary Poppins”, P.L. Travers, interpretada por Emma Thompson. Y como no podía ser de otra manera, en este clásico de Disney aparece su fundador, encarnado por Tom Hanks del que ya hemos visto alguna que otra imagen caracterizado.

¿Qué os parece el cambio?, ¿lo damos por bueno?

La huella que ha dejado “La Guerra de las Galaxias” en más de una generación es incuestionable. Para muchos la espera se está haciendo larga y mientras tanto hemos podido disfrutar de algunas versiones muy divertidas. ¿Vemos unas cuantas?

La serie “The Big Bang Theory” tiene varios guiños al imperio de Star Wars.

En español:

A lo largo de su historia “Los Simpsons” también han dedicado algunos momentos a la mítica saga de ciencia ficción.
Cabecera de Los Simpsons versión Star Wars
Especial de “Padre de Familia” Star Wars.

El capítulo se llama “Blue Harvest”, tiene una duración de 43 minutos y es una versión del Episodio IV de Star Wars. En ella, Peter Griffin interpreta a Han Solo, Lois se convierte en la Princesa Leia, Stewie da vida a Darth Vader, Brian a Chewbacca, Chris a Luke, Glenn Quagmire a C-3PO, Cleveland Brown a R2-D2 y Herbert a Obi-Wan Kenobi.

La fantasía erótica de Ross, de la serie “Friends”, era ver a su novia Rachel vestida de Princesa Leia… ¿Será el único?

La versión de Angry Birds Star Wars, que se lanzó el pasado 8 de noviembre de 2012, ya está disponible para dispositivos iOS de Apple.

Lego Star Wars.

Anuncios

La calabaza de oro

5 Nov

Es curioso que todavía hoy subestimemos el poder del cine o de la televisión. En plena globalización, la pantalla se ha convertido en una ventana que nos muestra realidades muy dispares. Lenin (19870-1924) decía: “De todas las artes, el cine es para nosotros la más importante”. Desde sus comienzos, el cine se ha convertido en una potente arma ideológica capaz de impulsar motivaciones, exaltar sentimientos patrióticos y demonizar al enemigo que busca justificar guerras y otras tantas decisiones políticas. Sin embargo, la ambición por controlar las producciones cinematográficas no es exclusiva de dictadores. En Estados Unidos comenzó la caza de brujas en Hollywood durante la segunda guerra mundial y se endureció tras la misma con el objetivo de perseguir cualquier indicio de apoyo al comunismo.

En su día, este tema despertó el interés de los académicos que llegaron a investigar los efectos de la película “The battle of Britain”, un largometraje que trata sobre el ataque nazi contra la integridad británica durante la Segunda Guerra Mundial. Se buscaba analizar los efectos a largo plazo que sus mensajes propagandísticos produjeron sobre los soldados norteamericanos. El estudio demostró que los efectos a largo plazo fueron más fuertes de lo que en un principio contemplaron, siendo habitual asumir los discursos de la película como legítimos y difundirlos en boca de algún conocido inexistente.

Poco a poco se ha ido aceptando, salvo excepciones, que las imágenes que vemos en televisión sí influyen sobre sus receptores de una u otra manera. Incluso el cine y la televisión han llegado a convertirse en un coladero de símbolos que han burlado la censura. Por ejemplo, en la España de los 50 y 60 se pudo empezar a conocer que era eso del “estado del bienestar”, un modelo de organización social cada vez más cuestionado en los países europeos, a pesar de los esfuerzos del régimen franquista. Tan preocupados estaban por eliminar cualquier rastro de “inmoralidad” que incitara la promiscuidad, la desobediencia o la homosexualidad que olvidaron por completo tapar los atisbos de una sociedad que se encontraba en posición de demandar mejoras sociales. “Drácula”, “Desayuno con diamantes” y “Con faldas y a lo loco” fueron algunos filmes que se censuraron, otras tantas escenas se eliminaron y durante el doblaje gran parte de los diálogos se manipularon perdiendo su significado original.

Con el paso del tiempo, las películas fueron abriendo camino a las series. En este sentido, Internet ha desempeñado un papel fundamental. Para empezar porque posibilita ver un capítulo de una serie determinada prácticamente al día siguiente de su emisión, sin necesidad de esperar para descargarlo. Aunque lo más interesante es que si dispones de una buena conexión, puedes tenerlo listo en tu ordenador en cuestión de minutos y sin las molestias del streaming (muchos ya sabréis a qué me refiero). Como es lógico, cuanto más fácil es el acceso, mayor número de series consumimos. Y todo ello sin contar con la capacidad de adicción (lo que en Marketing se conoce como engagement) que puede producirnos una serie. ¿Habéis visto en facebook los grupos “Por el vacío existencial que surge al terminar una serie” y “Esa sensación de no tener rumbo fijo cuando terminas una serie”? A día de hoy, 5 de noviembre, tienen 18.918 y 18.214 seguidores, respectivamente.

Cada vez más americanizados

Las series se han convertido en un filón muy tentador que no sólo mueve importantes cifras de dinero, sino que además funciona como medio donde proyectar rasgos e ideas de culturas extranjeras. Eso sí la mayoría de las producciones proceden de Estados Unidos. El resultado podría considerarse una especie de invasión cultural. De hecho, un estudio mundial de Eurodata pone de relieve que más del 70% de las películas que vimos en España en 2011 eran estadounidenses.

Pero tampoco hay que irse tan lejos para conocer las tendencias de la ficción audiovisual. El 4 de noviembre de 2012 extraje el gráfico que veis abajo de series.ly, una web privada a medio camino entre red social y página de descargas, que permite el visionado y la descarga de películas, series, documentales y otros programas. Tal y como se observa en el gráfico, las nueve primeras series más vistas del día son norteamericanas: “Cómo conocí a vuestra madre”, “The Big Bang Theory”, “The Walking Dead”, “Breaking Bad”, “Modern Family”, “Érase una vez”, “Fringe”, “Gossip Girl” y “Dexter”. Nos tenemos que situar en el décimo lugar para encontrar la primera producción española, que se trata de “La que se avecina”.

Ante este panorama, aún hay quién se sorprende por la creciente aceptación que tiene la fiesta de Halloween en España, donde desde siempre es el día en que se conmemora a los muertos. Ahora sí parece quela americanización es ya una realidad.

¿De dónde surge Halloween?

Hace más de 3.000 años la cultura celta se despedía del verano con la celebración del “Nos Galan-gaeaf”, que viene a significar “noche de las calendas”. Mientras el fuego de las hogueras recreaba un ambiente místico, los celtas invocaban a las almas de sus seres queridos abriendo camino entre el mundo de los vivos y el mundo de los muertos. Hasta la difusión del cristianismo por Europa, los celtas cerraban la temporada de las cosechas con la fiesta que marcaba el inicio del año. Para ello preparaban el encuentro con los espíritus con dulces y pedazos de carne, que colocaban en sus hogares con la intención de ser buenos anfitriones de sus invitados.

El cristianismo contrarrestó la popularidad de esta festividad, considerada pagana, convirtiéndola en el Día de Todos los Santos. A mediados del siglo XIX, los irlandeses llevaron esta práctica a Estados Unidos, pero con una novedad: las calabazas. Aunque inicialmente recibió el nombre de “All Hallow-even”, que significa víspera de todos los santos, fue con los años cuando dicha expresión experimentó un acortamiento dando lugar a la palabra conocida que hoy todos conocemos como Halloween.

Una palabra muy sonora que gustó en el mundo del cine, donde se empezaron a rodar historias de terror llenas de sangre, vísceras y muerte. Tampoco hay que olvidar toda la parafernalia que se esconde detrás: disfraces, adornos, fiestas en bares y un largo etcétera, que no desaprovechan la oportunidad para hacer caja.

¿Truco o trato? es probablemente uno de los mejores eslóganes de la historia

Y es que no hay duda de que los americanos son los reyes del Marketing. A medida que se va acercando la noche de Halloween, la programación televisiva se llena de películas de terror. Ya hemos visto que no es ninguna mentira decir que Halloween le debe mucho a la televisión y al cine. Veamos algunos ejemplos…

Los chicos de “The Big Bang Theory” pasaron la noche del 31 de octubre en una fiesta en la tienda de cómics. Este año, Howard y Bernadette decidieron disfrazarse de Papá Pitufo y Pitufina. ¿Cuánto creéis que tardarían en quitarse la pintura azul?

La familia Dunphy, de “The Modern Family” son asiduos a celebrar Halloween. Se lo curran tanto que llegan a dar mucho miedo. El año pasado, Claire igual se pasó de la raya. ¿Vosotros qué pensáis?

Aunque mucho más sencilla, Sofía Vergara no pasó desapercibida. En la serie, Gloria está a punto de ser madre por segunda vez.

Por cierto que la serie “New Girl” está pegando cada vez más fuerte… Y por supuesto no faltaron a la cita.

En 2012 no hemos podido ver cómo celebran Halloween Ted Mosby y compañía, pero nos quedamos con el recuerdo de años anteriores. Por ejemplo, estuvieron dándole vueltas durante varios episodios a la calabaza putilla, que finalmente resultó encarnar Katie Holmes, la exmujer de Tom Cruise. También nos dejaron otros momentos divertidos, sobre todo cuando empezamos a conocer de cerca la relación entre Lilly y Marshall.